Avr's things

by Ana Vera

Lisboa I: Four Season Ritz Lisbon

Como sabéis hace un par de fines de semana organizamos una pequeña escapada a Lisboa. Queríamos hacer un viaje siendo conscientes de que seguramente sería el último donde tendríamos la cabeza centrada en nosotros mismos y en disfrutar y no pensando en como estará nuestra pequeña. Como ya mi embarazo está más avanzado no quería hacer largas horas de vuelo así que pensamos en una ciudad que fuese desconocida para nosotros y estuviera relativamente cerca, y se nos ocurrió Lisboa. Además para que nos quedara un buen recuerdo también fuimos muy cuidadosos en la elección del hotel, y el Four Season Ritz Lisbon era sin duda la mejor opción que encontramos.

En el post de hoy me voy a centrar en el hotel y en lo que hicimos en rangos generales. Más adelante haré otro centrándome en exclusiva en la “ruta” que creo que es la mejor manera de organizarlo para que no se haga demasiado largo y pesado.

Llegamos al medio día, algo antes de la hora de comer. Nada más entrar en el hotel quedé enamorada. He tenido la suerte de estar en varios 5 estrellas pero he de decir que, sin dudarlo, me quedo con los de decoración de estilo clásico, el brillo de los mármoles, las enormes lámparas de araña y la combinación de la madera wengue con el dorado me trasmite la sensación del verdadero lujo.

Mi enamoramiento siguió aumentando al llegar a nuestra habitación. Soy una obsesionada de dos cosas cuando llego a un hotel, una es los baños, y la otra las camas y sábanas y ambas cosas eran perfectas en el Four Season Ritz. La habitación respiraba elegancia en estado puro con su azul imperial combinado con los detalles dorados, además la terraza tenían unas vistas preciosas a el parque Eduardo VII y la plaza del Marqués do Pombal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras descansar un poco del viaje, nos pusimos un poco más cómodos, en mi caso me calcé con zapato plano y cogí mi Vera Blonde, indiscutible compañero de viaje por su ligereza y por lo bien que combina con todo, además de servir tanto para el día cruzado, como para noche. A continuación, nos dirigimos a almorzar y a tener la primera toma de contacto con la ciudad. Fuisteis muchísimos los que me disteis indicaciones de sitios que visitar y restaurantes donde comer, ¡ojalá hubiese estado un par de semanas para que me diera tiempo a verlos todos!.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estuvimos unas 7 horas “pateando la ciudad” que con una barriga de 7 meses se dice pronto… Estaba como loca por volver a la habitación y poder descansar en esa maravillosa cama. La organización del Hotel fue súper atenta y nos dejó un detalle de bienvenida cada día, con fruta fresca y productos típicos de la ciudad como los pasteles de Belem y el vino típico. El baño era precioso con todo tipo de comodidades y con jabones L´Occitane con un olor a cítricos que me encantaba. Todo perfecto para poder descansar y coger fuerzas para el día siguiente. Coincido con Rafa que es en la mejor cama en la cual hemos dormido, qué maravilla de sábanas tan suavizas y gustosas…un 10.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A la mañana siguiente, madrugamos un poco porque a las 9:30 am tenía reservado un masaje prenatal en el Spa del hotel. El desayuno fue un sueño. He dicho en varias ocasiones que mi comida preferida del día es precisamente el breakfast así que cuando veáis las fotos de parte de lo que tomamos imaginaréis lo mucho que me gustó.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Processed with VSCO with hb2 preset

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El tratamiento prenatal consistía en 90 minutos de relajación y nutrición completo, desde los pies hasta la cabeza. Empezaron aplicando unos aceites nutritivos en todo el cuerpo, luego me envolvieron en un suave lino y me dijeron unos 20 minutos aproximadamente así. Posteriormente, fueron retirando ese producto y aplicando cremas especiales para hidratar y tonificar la piel con un masaje de lo más reconfortante. Todo con una luz tenue y una música bajita…¡quiero volver a ese momento ya! De lo más especial de todo el viaje y que no olvidaremos ni yo ni el bebé que se relajó tanto como yo :)

FPO_LIS_069 FPO_LIS_111 Pool area

Después estuvimos relajados en la piscina del spa hasta que llegó un momento muy esperado, ya que nos encanta comer, la hora del Brunch.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como ya sabréis el brunch consiste en una comida que mezcla desayuno y almuerzo, es decir mezcla dulce y salado. Nunca antes había estado en uno tan elaborado como este. Una lástima que no pudiera saborear parte de lo que se ofrecía por culpa de los cuidados del embarazo (ya tengo una buena excusa para volver), pero se por Rafa, el cual no se privó de absolutamente nada, que todo estaba exquisito. Sushi, ostras, ceviche elaborado al momento, cuscús, ensaladas, quesos, embutido, carnes, guisos… espero que no tengáis hambre, porque las fotos que os enseño a continuación son para que se te haga la boca agua.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y termino enseñando los deliciosos postres ,que eso sí, no me dejé casi ninguno por probar :) Qué bueno estaba todo. Había pastel de chocolate, de fresas, de cítricos, helado artesano, yogur, entre otras cosas y si me dieran a elegir me quedo con el de chocolate y con los helados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por la mañana, después del brunch fuimos a la última planta, donde se encontraba el Gimnasio ya que nos habían recomendado amigos que ya habían estado antes en el Four Season Ritz que no nos perdiéramos las vistas que ofrecía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Quedé alucinada con lo completo que era el Gym. Tenía salas de entrenamiento personal, máquinas de Pilates Reformer, y las últimas máquinas de musculación algunas de ellas nunca antes las habíamos visto. Y todo esto con vistas 360 grados al mar y a la ciudad de Lisboa. Además tenía un detalle que me sorprendió muchísimo y fue una llamativa pista de atletismo en un azul intenso para poder hacer running al aire libre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El domingo fuimos a las afueras, a Sintra, cuando haga el post turístico ya veréis que bonito lugar. El avión no salía hasta la noche así que al regresar seguimos descubriendo nuevas zonas y rincones que nos faltaban por ver del hotel y que no podía irme sin hacerme fotos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y uno de los tesoros que nos encontramos fue este piano que perteneció al artista Pedro Leitao y que estaba entero lleno de dedicatorias. Una preciosidad que se encontraba en el bar del hotel

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Espero haber sabido transmitir todas las sensaciones que viví en este precioso hotel, y desde aquí agradecer a todo su personal por el trato que recibimos Rafa y yo. Nos hicieron sentirnos mejor que en casa.

 

Un abrazo,

Ana

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2 Discussions on
“Lisboa I: Four Season Ritz Lisbon”

Leave A Comment

Your email address will not be published.